Blog de Actualidad

SERIE A TIM - 11º JORNADA. MILAN VS LAZIO (1-2)

La Lazio rompe una racha de 30 años sin ganar en San Siro, fue en 1989 y con un gol de Maldini en propia meta. Parece mentira como incluso en la época gloriosa del club biancoceleste no se consiguiera una victoria en liga pero por fin llegó, y por qué no decirlo, en el peor momento del club rossonero.

Ha sido un partido que ha servido para coronar, por si todavía hiciera falta, al jugador español Luis Alberto con su juego llamativo y efectivo. Los locales apenas han podido sumar dos victorias en las ocho últimas jornadas, mientras que el conjunto biancoceleste encadena tres victorias seguidas y seis jornadas sin perder. Un triunfo que permite a los de Simone Inzaghi situarse en puestos de Champions League.

El partido no tuvo ni una pizca de control o pausa por parte de ambos conjunto, una imagen que hace décadas costaría ver en la Serie A pero en parte se agradece por las grandes oportunidades que se suceden en ambas áreas. Donnarumma desbarató la primera situación importante a tiro de Correa. Samu Castillejo con dos ocasiones, el mejor del Milan hasta que se lesionó, regaló a Paqueta el 1-0 y posteriormente con otro tiro del propio malagueño pero que Strakosha impidió.

Celebración del gol de la victoria del Tucu Correa. Photo: sslazio.it

La Lazio atacaba con mucho peligro gracias a la dirección de Luis Alberto, el español era un dolor de cabeza para en la zaga rossonera, y de sus botas nació el 0-1, obra de Inmobile al cruzar de cabeza un centro templado de Lazzari. Posteriormente los locales tuvieron suerte al empatar el partido a los pocos minutos, gracias al centro de Theo que fue desviado por Bastos.

La segunda parte continuó por la misma tesitura, parecía un partido de Premier League más que de Serie A, pero según iban pasando los minutos menos imprecisiones se cometían. Parecía que los laziali se encontraban más a gusto en el partido, sus ataques y movimientos tenían una de mayor profundidad y calidad. Hasta el punto que en la recta final mediante el protagonista del ‘match’ (Luis Alberto) consiguió ponerle un balón en profundidad a Correa para que pusiera el definitivo 1-2. Un gol que pone fin a la histórica lista de oportunidades perdidas de la Lazio en San Siro.