Blog de Actualidad

EUROPA LEAGUE - CUARTOS (VUELTA): SALZBURGO VS LAZIO (4-1)

Debacle. Sin palabras. La Lazio cayó eliminada de la Europa League en un indescriptible segundo tiempo en el que recibió tres goles en cinco minutos. En el primer tiempo controló los tiempos y prácticamente no hubo ocasiones. Tras el descanso, Immobile puso la ventaja y daba seguridad, pero inmediatamente después empataron los austriacos y seguía dejando las cosas igual; ellos debían marcar dos goles para pasar. A partir de los 20 últimos minutos se consumó el hundimiento; tres goles en cinco minutos echaron por tierra todo el trabajo de la eliminatoria y la Lazio fue incapaz de reaccionar.

Inzaghi dispuso sobre el césped de prácticamente todo el XI titular. No reservó a nadie en un partido en el que no se fiaba de un rival que tenía que remontar. El primer tiempo fue casi un juego nulo, los de Inzaghi fueron impenetrables, no quisieron arriesgar, Radu y De Vrij estuvieron muy seguros y Milinkovic y Leiva se hicieron con el centro del campo. Lo único destacable para los austriacos fue un disparo de Hwang que Strakosha repelió bien en el minuto 5, y una clara ocasión de Immobile en el minuto 40 que no consiguió empalar bien el balón. El colegiado Skomina ni siquiera amonestó a nadie cuando llegó el descanso.

Lamento del mister Inzaghi y el capitán Senad Lulic. Photo: sslazio.it

Tras el descanso, la Lazio siguió entendiendo bien la dinámica del encuentro mientras dejaba pasar los minutos y demostrando mucha seguridad. En el minuto 55, un gran pase de Luis Alberto sobre Immobile se plantó solo ante la puerta de Walke y el Bomber definió a la perfección. La clasificación parecía aparentemente cerrada de manera total. 120 segundos después del gol, Dabbur empató en un disparo desde dentro del area que despistó a Strakosha después de rebotar en algún defensor. La ventaja no duró nada y las cosas volvían como al principio; los austriacos necesitaban dos goles para pasar. Inzaghi entendió que necesitaban velocidad y quitó a Basta para dar entrada a Lukaku, que se puso en el carril izquierdo y Lulic pasó al derecho. Después, un cambio clave en el 69; Milinkovic, que estaba siendo un pilar, fue sustituido por Felipe Anderson con intenciones claras. Mientras tanto, todo lo que Skomina no amonestó en el primer tiempo comenzó a hacerlo en el segundo. Leiva y Luis Felipe recibieron amarilla antes de que se empezara a consumar la debacle. Antes, el increible mano a mano de Luis Alberto ante Walke que erró clamorosamente y que el equipo lo pagaría caro.

En el Minuto 72 comenzó todo; un disparo de Haidara desde casi 30 metros entró pegado al palo derecho de Strakosha (2-1), un minuto después Hwang aprovechó un pase al espacio para aprovecharse del agujero defensivo celeste (3-1) y dos minutos después un cabezazo de Lainer en un córner puso el 4-1. Ocurrió todo tan deprisa y de manera tan indescriptible que la Lazio quedó en shock y no supo reaccionar en los minutos finales. Inzaghi lo intentó haciendo algo metiendo a Nani por Leiva en el 77, pero el portugués definió a la perfección al equipo; desorientado e incapaz de reaccionar. Miradas perdidas de Parolo, Immobile y Lulic, Felipe Anderson desaparecidos, los austriacos extasiados y caras de incredulidad entre los 1.400 hinchas celestes desplazados.

30 minutos malditos que expulsan al equipo de Europa. Una de las peores derrotas en la historia continental del equipo. Parolo planteó que quizá el equipo no está preparado para ciertos momentos e Inzaghi sólo pudo decir que debe ser una derrota de la que aprender y sacar lecciones. La realidad es que es una derrota durísima en el peor momento de la temporada y el equipo lo va a acusar. Un mal aliciente psicológico para afrontar el importantísimo derbi del domingo a las 20:45 en la carrera por los puestos Champions, frente a unos vecinos exultantes por su clasificación para las Semifinales de Champions. Un absoluto contraste de dos equipos que llegarán de manera muy diferente al partido y que no augura nada bueno para la hinchada celeste.