Blog de Actualidad

SERIE A TIM - JORNADA 29: LAZIO VS BOLOGNA (1-1)

La Lazio cosechó un empate a uno en casa ante el Bolonia, siendo el tercer partido consecutivo sin ganar y sacando sólo ocho puntos de los últimos 24. Un punto con sabor a derrota, pues deja a los de Inzaghi fuera de plazas Champions al término de la jornada antes del parón de selecciónes que coincide con Semana Santa. Un punto por debajo del Inter, que cierra las mismas. Y los Interistas todavía tienen pendiente el derbi atrasado. El Bolonia se adelantó a los tres minutos de juego sorprendiendo a todos, incluyendo a ellos mismos. Lucas Leiva puso el empate final al cuarto de hora de juego. El partido estuvo marcado por la constante frustración en la que volvió a tornarse el equipo en la búsqueda desesperada del gol durante gran parte del mismo, además de por la gran tensión vivida desde la grada en protesta por los errores arbitrales.

La previa del encuentro estuvo totalmente marcada por la manifestación debido a los errores arbitrales de los tifosi frente a la sede de la federación del fútbol italiano (FIGC), organizada por la Curva Nord, que además no entró al estadio durante los quince primeros minutos de partido como protesta. Durante todo el encuentro se notó la tensión de la afición, que lo protestó absolutamente noto, incluso en lo que tenían y lo que no tenían razón. Inzaghi sorprendió apostando por Nani como novedad en ataque junto a Immobile. Milinkovic y Radu iniciaron en el banco y no jugaron.

La primera jugada del encuentro se convertiría en el gol de los visitantes; Disparo violentísimo desde larga distancia de Dzemaili que Strakosha, con ayuda del palo alto, repelió como pudo, el balón cayó en el area de penalti y Verdi solo tuvo que empujarla. Era el minuto 3 y todos quedaron sorprendidos por un gol tan tempranero, incluidos los propios visitantes. La Lazio reaccionó y buscó el empate rápidamente con peligrosas oportunidades de Parolo en el minuto 10' desde 20 metros y un gran disparo de Luis Alberto que repelió Mirante un minuto después. Al cuarto de hora de juego, en el mismísimo instante en que la Curva Nord estaba haciendo su entrada en las gradas, Luis Alberto ponía un balón al area sobre Lucas Leiva, éste recortó a Helander y batió a Mirante para poner las tablas. Es el segundo gol del brasileño en esta semana, tras su tanto en Kiev, y el primero que anota en liga. El juego siguió siendo atractivo por parte de los dos equipos, momento en el que Inzaghi cambió a Marusic a la derecha y a Felipe Anderson a la izquierda en una búsqueda incesante del gol, encontrando pocos espacios en la fluidez de balón. En el minuto 39', Luis Alberto lo intentó sirviendo un nuevo balón a Immobile, sin la suerte de cara al descanso.

Felipe Anderson vuelve a ser titular de continuo tras sus grandes actuaciones cosechadas. Photo: sslazio.it

Tras la reanudación, Inzaghi apostó por las salidas de Bastos y Nani en los puestos de Wallace y Lukaku, respectivamente. La Lazio se volcó al asalto del gol con un Bolonia blindado. Donadoni hizo su primer cambio a los 59 minutos quitando a De Maio y sacando a Mbaye, que en su primera jugada sirvió un gran balón sobre Donsah que Luiz Felipe repelió bien. Tres minutos después, fue el propio Donsah el que cometió falta sobre Felipe Anderson en la mísmísima linea del area pequeña. La Lazio protestó penalti, pero Damato, colegiado del encuentro, no quiso pitar ni siquiera falta. Donadoni refuerzó su defensa con Romagnoli en lugar de Torosidis e Inzaghi intentó la solución con más pólvora en ataque, sacando a Caicedo en lugar de Felipe Anderson en los últimos minutos. La Lazio se encontró nerviosa y desesperada por buscar el gol y Luis Alberto acabó en frustración todos sus intentos, que fueron siempre disparos largos. El Bolonia aguantó los últimos minutos con Mirante perdiendo tiempo, por lo que recibió amarilla, y Donadoni sacando a Krejci por Masina. Con los locales volcados en los tres de añadido, la última oportunidad del encuentro fue para el Bolonia por medio de Verdi, pero Strakosha la repelió.

Inzaghi insistió en el post-partido que merecieron la victoria y que lo intentaron de todas las maneras, pero reconoció que acusaron el esfuerzo y la carga de partidos de las últimas semanas, donde el equipo lleva acumulando en poco más de dos meses un partido cada tres días. Reflexionó que "ahora es un tiempo para descansar aprovechando el parón y volver con las pilas cargadas". Y dejó una cosa clara: "ninguno de mis jugadores tiene la mente puesta en la Europa League, eso no nos desconcentra de nuestro objetivo de Champions en la Liga".

También el doctor Rodia aprovechó para emitir una evaluación definitiva sobre la lesión de Lulic el jueves en Ucrania; el bosnio sufre una elongación en el flexor del muslo izquierdo, por lo que estará de baja dos semanas. Un periodo oportuno para recuperarse durante el parón. El próximo compromiso del equipo será recibiendo al Benevento el día 31, sábado previo a Domingo de Resurreción, a partir de las 15 horas. Un partido que debe servir para olvidar lo primero, y recuperar sensaciones, lo segundo. La pelea todavía sigue viva.