Blog de Actualidad

SERIE A TIM - JORNADA 28: CAGLIARI VS LAZIO (2-2)

La Lazio salvó un punto in extremis en Cagliari gracias a varias circunstancias que dejan sensación de derrota; la primera, un penalti no pitado a Immobile en el primer tiempo con 1-0 en el marcador. Marco Guida no quiso revisar el VAR, pues le pareció claro que no había nada que ver. El Cagliari se adelantó por medio de Pavoletti, pero Leiva empató a diez del descanso. En el segundo tiempo, a 15 del final, la segunda, donde Guida sí que revisó en el VAR un clarísimo penalti de Luiz Felipe, que transformó Barella para adelantar a los isleños. En los cinco de añadido, dentro del tiempo suplementado, Immobile, con un taconazo exquisito, salvó los muebles a Inzaghi a pesar del éxtasis.

Inzaghi volvió a hacer rotaciones en Cerdeña debido a la Europa League, tanto para dar descanso a los que jugaron en la ida como para los que disputarán la vuelta el próximo jueves. Los capitalinos llevan dos meses jugando cada tres días, el cansancio se nota y las rotaciones ya son un hecho habitual. Así, Felipe Anderson y Milinkovic comenzaron en el banco, con Immobile y Luis Alberto titulares. Marusic fue baja por sanción.

La primera ocasión laziale llegó muy pronto, en el minuto 3; Centro de Basta y el cabezazo de Lulic se va por muy poco cerca del palo derecho de Cragno. En el 22, Luis Alberto lo intentó desde media distancia, sin suerte. El primer hecho destacable de los locales llegó en el gol, en el minuto 25; centro de Miangue desde la izquierda, Han cabecea al poste alto y en el rechace Pavoletti vuelve a cabecear casi encontrándosela. Poco después, la Lazio protestó una caida clara de Immobile en el area que Guida no quiso revisar en el VAR. Lo único que consiguió fue una amarilla por protestar para el napolitano. La Lazio reaccionó al gol encajado con cierta rapidez, nueve minutos después. En el minuto 35, falta escorada botada por Luis Alberto y Lucas Leiva, como un ciclón, empató el partido de cabeza, aunque el acta se lo dió a Ceppitelli en propia meta. Con tablas se llegaba al descanso./

Ciro es el rey del equipo, el que marca la diferencia con claridad. Photo: sslazio.it

Tras la reanudación, la Lazio se siguió dedicando en la primera media hora de juego a lo mismo que en el primer tiempo; posesión estéril de la pelota, sin apenas acercarse a la puerta de Cragno. En el 64, Inzaghi hizo los dos primeros cambios, en una clara alusión a la búsqueda de la victoria quitando a Parolo y a Lukaku por Milinkovic y Felipe Anderson, respectivamente. El Cagliari aprovechó las ocasiones que tuvo ante la estática posesión celeste para sacar tajada, y lo consiguió. En el minuto 74 llegó la segunda jugada polémica del encuentro; Una dejada de cabeza de Basta se encuentra con la salida de Strakosha y Luiz Felipe tiene que intervenir para anular la llegada de Pavoletti. El brasileño comete un penalti de libro complicándose la vida, en vez de despejar el balón. Guida dejó seguir pero después paró el juego para revisar la jugada en el VAR, que finalmente señalaba penalti y Barella no falló desde los once metros. Poco después, Inzaghi agotó los cambios echando el resto por el empate, quitando a De Vrij y metiendo a Nani.

La Lazio lo intentó desesperadamente y de todas las formas posibles en los minutos finales, encontrando muchísima frustración. Se añadieron cinco, y en el minuto 94, rozando el tiempo cumplido, un centro sin peligro y desesperado al area de Felipe Anderson lo encontró Immobile, que con un espléndido taconazo se envenenó y acabó sorprendiendo por arriba a Cragno. Es el 34º gol de la temporada del napolitano, igualando el récord de un tal Chinaglia. La Lazio aguanta pues en el cuarto puesto, a tres puntos de la Roma y dos por encima del Inter, a la espera de su encuentro ante el Napoli que cierra la jornada 28.

Inzaghi no entró a valorar detalladamente los episodios arbitrales, limitándose a decir en el post partido que "nos traemos un punto que debió ser una victoria". El próximo encuentro del equipo será afrontar la remontada en Ucrania el jueves 15 a las 19 horas, mientras que la próxima jornada de Serie A será recibiendo al Bolonia en el Olímpico el domingo a las 20:45.