Blog de Actualidad

EUROPA LEAGUE - 1 / 32: LAZIO VS FCSB (5-1)

Y más, y más, y más, y más y más. Eso quería hoy la Lazio. El equipo de Inzaghi arrolló a un timidísimo Steaua, irreconocible respecto al de la ida, para meterse en los Octavos de final de la Europa League, sorteo que tendrá lugar este viernes 23 a las 13:00. Un hat-trick de Immobile, conocido como "El De Siempre", y los goles de Bastos y Felipe Anderson (además de dos asistencias) fueron los goles de los Biancocelestes, que se desmelenaron para remontar. Gnohere puso el gol de la honra para los rumanos en los minutos finales, el mismo jugador que anotó el gol de la ida.

Hubo tres ausencias por sanción en la convocatoria facilitada por Inzaghi; Luiz Felipe, Lukaku y Wallace. En el caso de Radu, que tampoco fue convocado, no hubo argumento. En el XI, Simone alineó un claro 3-5-2 con lo mejor que tenía, aunque con la sorprendente titularidad de Patric y la suplencia de Milinkovic, con un pobladísimo centro del campo en el que Luis Alberto actuó como media punta por detrás de la dupla de ataque formada por Felipe Anderson e Immobile.

La Lazio salió como una bestia a por un gol tempranero que le metiera de lleno en la eliminatoria y empatarla. La primera oportunidad real tardó cinco minutos en llegar, con un balón de Felipe Anderson servido sobre Immobile, que el napolitano mandó a las gradas. Dos minutos después, el franquicia de la Lazio no falló; Un centro lateral de Lulic mandó el balón escorado al palo izquierdo de Vlad. Immobile enganchó el balón y lo metió por el poco espacio que dejó en el palo el arquero del equipo rumano. El objetivo estaba cumplido; empatar la eliminatoria lo antes posible, antes de que los rumanos comenzasen con las pérdidas de tiempo con las que acabaron el partido de ida. El juego se tornó en una búsqueda incesante e impresionante de los de Inzaghi por el gol. Una internada de Felipe Anderson tras un recorte maravilloso en el 18 sirvió el balón al área sobre Immobile, que no le pegó bien y salió fuera. En el minuto 26 tuvo lugar la única nota negativa del encuentro, en donde Cáceres tuvo que ser sustituido por un golpe en la rodilla. En su lugar entró Bastos, que adelantó a la Lazio con un cabezazo impresionante en el 34 en un córner botado por Luis Alberto. La Lazio, ahora sí, estaba en ventaja y obligaba al Steaua a correr, pero se vio superada, en gran medida, por un estelar Felipe Anderson. Con su velocidad, su desborde, sus cambios de ritmo, su magia. Lo del brasileño es digno de un estudio de Harvard, que a cuatro minutos para el descanso volvió a deslumbrar con otro detalle de magia dejando en el suelo a un defensor, sirviendo al borde del área sobre un Immobile que llegó en carrera y que no falló para hacer doblete e irse con un resultado muy bueno al descanso, aunque no definitivo.

Ciro Immobile vuelve a marcar las diferencias, es el rey de Europa. Photo: sslazio.it

En el segundo tiempo, el Steaua saltó sobre el lluvioso cesped del Olímpico de Roma con dos caras nuevas realizadas por su técnico, Nicolae Dica. Filip y Coman sustituyeron así a Nedelcu y Tanase. Sólo se llevaban cinco minutos de juego cuando el desmeleno de la Lazio comenzaba a ser ya un abuso; Felipe Anderson agarró su juguete a los pies, enfiló portería y sobre el borde del área le pegó raso a una pelota que entró pegada al palo derecho de Vlad. Ni cuatro rumanos pudieron pararle. La Lazio se gustaba y su público disfrutaba, ésta vez en treinta mil, un número que sigue siendo insuficiente para lo que se merecen los de Inzaghi. No había mejor sintonía frente a un Steaua que se veía siendo abusado y le llovían por todos lados, pese a tener el apoyo de 4.000 rumanos en las gradas. Al final no tantos como se esperaba, y la mayoría era procedentes de zonas de Roma o limítrofes. Pese a todo, el Steaua lo intentó con un disparo al travesaño de Coman, mientras que Dica agotó los cambios sustituyendo a Gaman por Balasa. Poco después, Inzaghi hizo su primer cambio dando descanso a un aceptable Luis Alberto por Murgia, mientras que a los cuatro minutos posteriores Felipe Anderson siguió desbordando magia. Su internada en el area sirvió el balón sobre Immobile. El napolitano para el balón engañando a portero y defensa que se esperaban el disparo y mete tranquilamente el balón en la portería para hacer su triplete y poner un abusador 5-0 en el marcador. El brasileño no se sintió bien tras la jugada por lo que parecía un problema muscular en el pase, e Inzaghi no quiso correr riesgos saliendo Caicedo en sustitución. Las imágenes mostraban su intenso y sentido abrazo con Inzaghi, confirmando su buena relación y que la discusión en el vestuario después de la derrota ante el Genoa está más que olvidada. En los minutos finales, la Lazio se dedicó a dormir el balón entre olés de su público, anotando el Steaua el gol de la honra en el 82 y no dejando tiempo para mucho más.

En el post-partido, el club informó en un comunicado las palabras del doctor Rodia, que explicaba que Cáceres sufrió un "trauma magullado en la rodilla izquierda que le causó un dolor intenso". Le tratarán en el entrenamiento, pero está "seguro". Sobre Immobile y Felipe Anderson, tranquilizó a todos asegurando que solo se trata de fatiga y que los dos están bien. Respecto a Inzaghi, a la pregunta de: "Un partido perfecto", respondió que "es lo que hacemos cuando nos mantenemos enfocados, incluso los que menos juegan", refiriéndose a Patric, que fue uno de los mejores y no jugaba desde hacía un mes. En palabras de Inzaghi "se merecía jugar y sabía que no me decepcionaría. Yo no dejo a nadie atrás".

La Lazio se sentará tranquílamente en el sofá para ver su rival en el sorteo. Mientras tanto, afronta ahora su compromiso liguero visitando al Sassuolo el domingo a las 15:00 (beIN Sports). Todo esto antes del miércoles, cuando se jugará la vuelta de las Semifinales de Coppa ante el Milan (20:45) en el Olímpico.