Blog de Actualidad

COPPA ITALIA - SEMIFINAL (IDA): MILAN VS LAZIO (0-0)

El primer asalto entre Milan y Lazio, de las Semifinales de Coppa, acabó en nulo, osea, en empate sin goles. El partido, eso sí, dispuso de muchas ocasiones. Immobile y Milinkovic, los mejores en la Lazio, además de Strakosha, que salvó al equipo en mas de una ocasión. Todo se decidirá en Roma el miércoles 28 de febrero, en horario a definir. A los de Inzaghi solo les vale la victoria, pues ya sabemos que cualquier empate a goles clasifica a los de Gattuso.

Cáceres, por fín, fue titular por primera vez en la zaga, disputando de sus primeros minutos como Biancoceleste junto a Radu y Luiz Felipe. Con Felipe Anderson en ataque, Immobile volvió al XI titular tras la lesión que le apartó el domingo en este mismo escenario, San Siro. Un estadio, por cierto, que acogió a sólo 17.724 hinchas (de ellos, unos 1.500 de la Lazio). Dato sorprendentemente bajo para una Semifinal de Coppa. Luis Alberto comenzó en el banquillo. Fue el brasileño Felipe Anderson el más dinámico del equipo en los primeros minutos y el de las ocasiones creadas. Kalinic, en el ataque milanista, estuvo totalmente desaparecido, en gran parte por el gran bloqueo defensivo en los dos conjuntos. Hubo muchos espacios reducidos y la mayoría de intentos llegaron a larga distancia.

Tras su lesión en pretemporada Felipe Anderson fue titular. Photo: sslazio.it

En el segundo tiempo, el bloqueo del juego se tornó completamente en la dirección opuesta, con un juego más relajado. La primera gran ocasión laziale la tuvo Immobile en el minuto 62, en una gran internada del napolitano que Donnarumma repelió. Tras esa ocasión, Inzaghi hizo su primer cambio retirando a Felipe Anderson por Luís Alberto. Minutos después, en el 70, Immobile volvió a intentarlo, pero su disparo no encontró ángulo. El Milan lo intentó con ocasiones de Biglia y Suso desde larga distancia, sin suerte. Gatusso intentó aportar dinamismo a sus chicos con las inserciones de Calhanoglu, Cutrone y, más tarde, de André Silva. En el minuto 75 tuvo lugar la mayor ocasión del partido en las botas de Calhanoglu, que, a puerta vacía, mandó el balón a las gradas después de una gran parada de Strakosha a Cutrone. En los últimos minutos, Inzaghi hizo los dos últimos cambios quitando a Parolo e Immobile y metiendo a Nani y a Lulic en el 76 y 83 respectivamente. Los dos equipos quisieron ganar, pero reducieron la energia y la precisión a un empate sin goles que lo deja todo abierto para decidir quien se lleva la gloria de pasar a la final.