Blog de Actualidad

SERIE A TIM - JORNADA 21: LAZIO VS CHIEVO (5-1)

Volvió la Serie A. Tras el parón/descanso de la pasada semana, sustituyendo a la que había cuando se paraba en Navidad, el Calcio ha vuelto. Y la Lazio le ha dado la bienvenida con una bellísima victoria en casa, la primera del 2018, ante el Chievo (5-1, Luis Alberto, doblete de Milinkovic, Bastos y Nani). Los de Inzaghi se adelantaron en el ecuador del primer tiempo, pero inmediatamente después empató el Chievo. El descanso llegó después de una nueva polémica con el VAR. Tras unos minutos de sufrimiento, los de Inzaghi se desmelenaron y consagraron una goleada que les deja cuartos a falta de la recuperación del miércoles. La única mala noticia es la lesión de Immobile, a falta de conocer el tiempo de baja. La Lazio se desquita así del Chievo Verona, una de sus bestias negras en los últimos años. Desde que los venecianos regresaron a la Serie A (temporada 2001-2002), la Lazio sólo había conseguido en tres ocasiones la victoria en el Olímpico. La última era de 2016, jugado también en enero, que acabó 4-1 con goles de Cataldi, Keita Balde y un doblete de Candreva.

Durante los prolegómenos del encuentro, la Curva Nord realizó un homenaje a Maria Rosaria Romani, una señora de 70 años, tifosa Biancoceleste, fallecida el pasado miércoles 17, apodada en su día la "fanática de la Lazio del siglo" por el ex presidente de la Societá, Sergio Cragnotti. La CN le dedicó una pancarta que rezaba "Ciao Rosaria... Grande Laziale!", mientras que Strakosha y Milinkovic le depositaron un ramo de flores cada uno en la tribuna Tevere, en medio de aplausos y pancartas que también recordaban su memoria.

Inzaghi siguió confiando en la posición adelantada de Marusic e insertó a Wallace en el trío defensivo debido a que Radu cumplía sanción. El nuevo fichaje procedente del Verona, Martín Cáceres, comenzó en el banquillo y no tuvo minutos. Ya en el partido, en el minuto 4, un disparo de Immobile dejó al atacante tocado e inmediatamente pidió el cambio, pero decidió continuar mientras Inzaghi mandaba calentar a Felipe Anderson. Parolo se topó con el travesaño en el minuto 9 y, tras unos minutos de tira y afloja, la Lazio se adelantó en el marcador en el minuto 24; Una jugada de Marusic por banda sirve sobre Luis Alberto en el area pequeña, que el español define con su disparo rebotando en Bani y despistando la estirada de Sorrentino. Séptimo gol en Serie A para el gaditano. El Chievo respondió inmediatamente despues del saque central, en un balón alto de Radovanovic sobre Pucciarelli, que controla ante Bastos y bate a Strakosha. Nada ocurrió en los próximos siete minutos, antes de que Milinkovic volviese a poner por delante a los de Inzaghi en una preciosa combinación con Parolo, que acabó con un disparo del serbio desde fuera del área que sorprendió a Sorrentino y a todos. Es su séptimo gol de la temporada, el quinto en Serie A y el primero que anota en el Olímpico en un partido en el que el serbio cumplía 100 partidos con la maglia celeste.

Ciro Immobile tuvo que abandonar el partido antes de tiempo por lesión. Photo: sslazio.it

Después, en el minuto 35, Immobile no podía más y tuvo que ser sustituido por Felipe Anderson. En palabras a Sky durante el descanso, afirmó: "En el minuto 9 disparé y note un dolor muscular. Intenté seguir porque disminuyó el dolor, pero volvió a aparecer, por eso pedí el cambio nuevamente". Immobile sufre, en un comunicado posterior del club, un "trauma disctractor en el cuádriceps derecho", en palabras del doctor Rodia, que afirmó que en las próximas 48 horas podrán tener un diagnóstico completo. En el partido, se rozaba el descanso cuando en una jugada que viene precedida de un mal pase de De Vrij, la acción tornó en un varullo en el área que finalizó con Lulic derribando aparentemente a Stepinski. Abisso señala penalti y decide consultarlo después con el VAR. Su decisión final es que no es penalti. No existe contacto, tal y como muestran las imágenes. Es la primera vez en toda la temporada que una decisión del VAR beneficia al conjunto de Inzaghi. El primer tiempo terminó así, con Rolando Marán diciendo no con la cabeza.

Tras el descanso, Pucciarelli intentó sorprender inmediatamente a Strakosha y después Stepinski no aprovechó un clamoroso error de cesión de Wallace. El Chievo crecía buscando el empate y la Lazio lo pasaba mal, al tiempo que Inzaghi intentó remediarlo metiendo a Lukaku por Lulic en el minuto 64, intentando obtener velocidad y desborde. Poco después, Milinkovic amplió la ventaja completando su tercer doblete de la temporada al cazar un balón alto de Leiva y empalmarlo de volea. La jugada ofrecía dudas de fuera de juego, dado que las imágenes no ofrecieron una repetición clara de la jugada. Abisso esperó a recibir una indicación clara para la revisión del VAR mientras la gente se impacientaba silbando porque no había saque, pero desde el pinganillo parecieron decirle que no había nada que revisar, que por tanto no había fuera de juego y que diese así la orden del saque central.

En el 76', Inzaghi agotó los cambios quitando a un ovacionado Milinkovic por Nani, y es en estos minutos cuando la Lazio se desmelenó. En el 83', una buena jugada entre el portugués y Bastos acabó con un disparo del angolano, que desvía en Tomovic y acaba en las redes asegurando más si cabe la victoria. Rolando Marán bajó la cabeza pese a los cambios, y Nani redondeó la primera victoria del 2018 en el Olímpico con un disparo impecable en el minuto 86' tras una gran jugada individual de Lukaku. La Lazio, con esta manita, se convierte en el mejor ataque de la Serie A con 53 goles en 20 partidos, saliendo a una media de 2,65 goles por encuentro. El partido acabó con la clásica vuelta al ruedo de la plantilla mientras sonaba el Giardini di Marzo de Lucio Battisti y posteriormente el Vola Lazio, himno de la Societá, cantado por los 30.000 felices hinchas presentes hoy en el Olímpico, como los padres con sus niños viéndose en el marcador, las laziales guapas sonriendo o los hijos de Inzaghi jugando en el césped. Por cierto, todos ellos pudieron salir del estadio sin ningún problema. La alcaldesa, Virginia Raggi, finalmente cedió a la petición de Claudio Lotito a retrasar una hora la restricción del tráfico por el domingo ecológico. El retraso animó también a un repunte de la asistencia, que estaba en riesgo por este motivo. Todo el mundo feliz, porque este equipo es una familia.

Recordamos así lo que resta de mes a los Bancocelestes: el próximo miércoles 24 a las 18:30 se recupera el partido ante el Udinese de la jornada 12 suspendido en noviembre por las lluvias. El domingo, día 28, visita al Milan en San Siro a las 18:00 (jornada 22), y el miércoles 31 a las 20:45, la ida de Semifinales de Coppa ante los propios milanistas, también en San Siro.