Blog de Actualidad

SERIE A TIM - JORNADA 19: INTER VS LAZIO (0-0)

El último compromiso de la Lazio en 2017 acabó en empate sin goles en el Giuseppe Meazza ante el Inter. Justo, quizás. Fue un partido inmenso, de idas y venidas, de gran presencia en el centro del campo tanto por parte de Borja Valero en el Inter como por parte de Lucas Leiva y Parolo en la Lazio. En el segundo tiempo, Gianluca Rocchi señaló penalti por una presunta mano de Skriniar. El colegiado recurrió al VAR y anuló una decisión que es interpretable, aunque bien es cierto que es el balón el que va a la mano y no al revés.

Inzaghi dispuso exactamente del mismo XI tipo, sin cambios. Con Luis Alberto y Milinkovic-Savic escoltando el ataque de Immobile. Pese a la intensidad del partido a lo largo de los 90 minutos, la primera oportunidad clara llegó en el minuto 20, con un derechazo violentísimo de Milinkovic-Savic que Handanovic mandó a córner. El Inter respondió después en una gran jugada entre Borja Valero y Perisic, que finalizó con el balón por encima del palo alto. La sensación era que los de Spalleti estaban más cerca del gol que los de Inzaghi, a pesar de que los romanos estaban mejor posicionados. Recuperado tras una lesión de Ranocchia interrumpiendo el juego dos veces, el añadido finalizó con un córner lanzado por Luis Alberto en el que Borja Valero estuvo a punto de hacerse un auto gol, pero el balón tocó en el palo alto.

El defensa biancoceleste Bastos lucha por un balón. Photo: sslazio.it

Tras el descanso, el Inter salió con voluntad frente al orden romano. Inzaghi hizo el primer cambio en el minuto 58, quitando a Lulic y sacando a Lukaku, pero manteniendo el mismo esquema. Dos minutos después, llegó la jugada polémica; Immobile quiso poner el balón en el area, que golpea en el muslo de Skriniar y rebota en su mano. Rocchi señala inicialmente los 11 metros durante unos segundos, a pesar de las discusiones y las protestas. Recurre al VAR y acaba corrigiendo su decisión, que es muy interpretable. Después, Inzaghi siguió moviendo el banquillo y quitó a un buen Luis Alberto por Felipe Anderson, que volvió a explotar sus minutos. Desbordó (su gran especialidad), participó, creó peligro y llevó la magia del ataque Biancoceleste, tal y como hace cada vez que juega. Su primera gran ocasión llegó en el 73' con una gran diagonal, que siguió con un disparo de Parolo y finalizó en los guantes del portero esloveno. Nani fue la última internada de Inzaghi, que quitó a Milinkovic en los últimos minutos. Con esto, la Lazio evolucionó a la ofensiva completamente en un partido que se volvió en idas y venidas con mucha emoción, donde pudo ganar cualquiera en alguna de las muchas jugadas de contragolpe, pero que finalizó como empezó. Debe destacarse la inmensa seguridad defensiva del equipo en defensa, sobre todo por parte de Bastos, anulando las acciones de Perisic, pero más concretamente las de Icardi, completamente desaparecido durante todo el partido. La Lazio interrumpe así 16 partidos consecutivos anotando al menos un gol: la más larga de Italia y la segunda en Europa después del Barça, con 43.

Los de Inzaghi, (que al término del partido manifestó su inmenso orgullo por el partido de sus jugadores pero también destacó que, debido al VAR les faltan "siete puntos"), finalizan el año siendo quintos con 37 puntos, en puesto de Europa League, +7 respecto a la Sampdoria, a dos de la Roma, cuarta, y a cuatro del Inter, tercero, que ocupa ya puestos Champions. El próximo compromiso será en el Día de Reyes, sábado 6 a las 15:00 en el Paolo Mazza ante el SPAL.

¡¡Feliz 2018 y buen entrada de Año!!