Blog de Actualidad

SERIE A TIM - JORNADA 5: LAZIO VS NAPOLI (1-1)

La Lazio sufrió anoche un severo correctivo por parte del Napoli, que sigue invicto en cinco jornadas de Liga. Los de Inzaghi cayeron por un engañoso 1-4 después de irse 1-0 venciendo merecidamente al descanso, tras el cual el Napoli anotó tres goles en cinco minutos por un fallo colectivo, un error individual y una mala salida. Jorginho redondeó el marcador en el añadido frente a una Lazio que acabó con 10 por cuatro lesiones que quemaron las tres sustituciones.

La Lazio comenzó bien el partido, controlando la posesión de balón con paciencia y personalidad, a diferencia del Napoli y del sufrimiento que ello suponía para Koulibaly. Casi no hubo oportunidades tempranas mientras que el goteo constante de calidad en el dúo Luis Alberto-Milinkovic hacía trastocar las líneas Partenopeas. En el minuto 25 tenía lugar la primera de las desgracias de la noche para Inzaghi; la lesión de Bastos debido a un problema muscular. Marusic tuvo que sustituirlo. Cuatro minutos después, llegaba la alegría local en una falta botada por Luis Alberto que daba en el poste, Immobile siguió la jugada y su centro lo recogió De Vrij con volea para adelantar merecidamente, por juego, a la Lazio. En el minuto 35, Reina sí pudo desbaratar una clara ocasión de Immobile, siendo lo más claro hasta el descanso.

Ciro Immobile asistió de forma excelente al holandes para su primer gol. Photo: sslazio.it

Tras la reanudación, las cosas cambiaron por completo. El Napoli salió unos minutos antes en pleno descanso, clara señal de sus intenciones. Y llegarían nada más arrancar el segundo tiempo con la clave del partido; la lesión de De Vrij en el primer minuto de juego. Murgia tuvo que sustituirlo. La retirada del holandés suponía el retraso de Lucas Leiva al centro de la defensa, el cual mantuvo a raya a un desafortunado Mertens, que pudo entonces liberarse. La Lazio perdió su principal protección en el pivote. Quizá aquí, antes del 1-1, ya se había perdido el partido. Y fue entonces cuando la máquina sureña empezó a deborar; Minuto 53: Ghoulam bota un córner, Strakosha rechaza el disparro de Albiol, sin marca, y Koulibaly, también sin marca, recoge el balón completamente solo en el área. Había seis jugadores celestes en el propio área, cuatro mirando (¡CUATRO!) y dos que intentaron hacer algo. Error colectivo grave. Sin tiempo para asumir el empate, un minuto y medio después, Callejón finalizaba con un disparo impecable, en diagonal hacia la izquierda, una gran jugada colectiva. Error de marca, que pudo realizar el disparo tranquilamente. La Lazio entró en shock. Tres minutos después, una internada de Mertens es respondida por la salida de Strakosha, que rechaza el balón. El belga lo recoge sin oposición, mira al albano y pone el balón sonrojántemente hacia puerta, realizando un gran gol.

Tres goles en cinco minutos fueron demasiado y ahí se acabó el partido, sino había acabado ya con la lesión de De Vrij. Una Lazio muerta trató de organizarse como pudo, pero la lesión de Basta en el ecuador desbarató toda posibilidad de maquillar el marcador, y ya se habían hecho los tres cambios, los tres por lesión (Lukaku por Milinkovic, que al parecer tenía problemas, tras el 1-3, el otro). Inzaghi tuvo que jugar media mitad con diez hombres y sin centrales naturales. En el añadido, un penalti de Parolo sobre Zielinski daba a Jorginho la posibilidad de redondear el marcador con el 4-1 final.

La Lazio, afronta su visita al Verona (domingo 24, 15:00) sin Basta, que en palabras de Inzaghi parece que tiene una "grave" lesión, sin Wallace que no jugó también por lesión, sin Hoedt traspasado y a la espera de saber qué tienen Bastos y De Vrij, pero reconoció que tienen "un gran problema y se están valorando alternativas" (incluso el fichaje de algún defensa libre a coste cero). Reconoció estar "rabioso" por la mala suerte, pues, excluyendo a Biglia, "el año pasado se sufrieron 2 lesiones musculares en toda la temporada, y hoy, cuatro en 90 minutos". De nada sirvió dormir en Arnhem y en Genova para estar mas descansados. Lulic asumió en sala mixta que "hacer el XI del próximo partido será complicado", pero son "un grupo fuerte". "Toca levantarse, seguir, y trabajar", sentenció Inzaghi.